Ilustración Daniel Moyano para revista TIMEOUT, calle Nuncio Madrid